Comisiones Obreras de Extremadura

Comisiones Obreras de Extremadura
#AhoraLoPublico

jueves 23 de noviembre de 2017

CCOO celebra el incremento del proyecto presupuestario extremeño pero echa en falta más gasto social y lamenta las bajadas tributarias

  • El Proyecto de Ley de PGEX aumenta en 262 millones de euros su montante total hasta los 5.434 millones

CCOO de Extremadura celebra el incremento de 262,3 millones de euros del Proyecto de Ley de los Presupuestos Generales de Extremadura para 2018, tras dos años consecutivos de unas cuentas restrictivas en la región, pero echa en falta que el gasto social creciera al menos en la misma medida y que se incluyan bajadas tributarias que tendrán un efecto muy escaso en la ciudadanía pero suponen una merma notable de los ingresos.

Desde el sindicato se indica que la previsión de ingresos está condicionada a incertidumbres relacionadas con la situación política española que podrían trastocar los resultados finales en sentido negativo y se valora el aumento del gasto en el capítulo destinado al empleo.

En valores nominales se trata del Presupuesto de mayor cuantía desde 2010 cuando las cuentas regionales contaron con un crédito inicial de un total de 5.620 millones de euros.

Sin embargo, la subida del Presupuesto que se sustenta en unas previsiones de mejora de la recaudación impositiva por la recuperación y de las transferencias de capital, no  distribuye para que el gasto social aumente su peso en el total presupuestado.

Dentro del texto articulado de la ley de Presupuestos se han incluido dos medidas tributarias que van a suponer una bajada de impuestos con poco impacto general en el bolsillo del contribuyente y, sin embargo, con una merma importante en la recaudación estimada por el propio Gobierno en 15 millones de euros.

En concreto se trata de una reducción de un punto en el primer tramo de la tarifa autonómica del IRPF y una bonificación del 99 por ciento en la cuota del Impuesto sobre Sucesiones para todas las herencias a ascendientes, descendientes y cónyuges a partir del ejercicio 2018.

En el caso de la bajada del IRPF consiste en reducir el tipo marginal del primer tramo del 10,5 por ciento existente hasta el 9,5 por ciento. Dado el carácter progresivo del impuesto, esta reducción del tipo aplicable a la base liquidable se traslada de manera gradual a todos los contribuyentes, eso sí, que realicen la declaración del mismo.

Respecto a la bonificación que se propone para las herencias a los familiares más cercanos supondrá una merma de cinco millones de euros en los ingresos. Se eliminan así los requisitos que se establecían anteriormente en función de un máximo en el valor de los bienes y del patrimonio previo del contribuyente.

Si bien, se trata de una bajada impositiva que trata de aminorar la presión fiscal en la región, afecta a impuestos de carácter directo y por tanto, inclina la balanza hacia el lado de los tributos menos justos, los indirectos.

También se aprovecha para elevar tasas y precios públicos como las de la Inspección Técnica de Vehículos.

El Gobierno opta así por reducir la recaudación de impuestos en previsión de un incremento de ingresos que está acompañada de importantes incertidumbres, como la falta de concreción de los Presupuestos Generales del Estado y un difícil contexto político ante la reforma del Sistema de Financiación Autonómica.

De hecho en concepto de IVA se prevé ingresar un total de  739 millones de euros, un 8,5 por ciento más que en el ejercicio anterior. La imposición indirecta en conceptos como el IVA, los impuestos especiales o las tasas se prevé que representarán el 22,6 por ciento del total del presupuesto de 2018, frente al 13,4 de la directa.

Desde CCOO se apuesta por un presupuesto con una estructura de ingresos estable y más sólida, que junto a un gasto eficiente, permita mejorar e incrementar los niveles de calidad y eficacia de los servicios públicos, así como, recuperar los niveles de inversión.

Dentro del texto articulado hay que destacar que se da un paso más allá en el compromiso con las cláusulas de carácter social, medioambiental y relativas a la ejecución de contratos públicos. De esta manera se incluye como condición especial dentro de los pliegos, el cumplimento por parte del adjudicatario de las disposiciones legales, reglamentarias y convencionales vigentes en materia laboral, de Seguridad Social y de seguridad y salud en el trabajo.

Por el lado del gasto, en su clasificación económica muestra un incremento de los gastos de personal de casi 48 millones de euros pero que representa una subida del 2,4 por ciento respecto al ejercicio anterior. Esta subida en términos relativos se produce por el mayor incremento en incentivos al rendimiento que aumentan un 9,9 por ciento (productividad y gratificaciones, personal eventual de gabinete, un 8,5 por ciento, y altos cargos, un 3,1 por ciento. También hay que destacar el considerable aumento en el capítulo de gastos corrientes e un 11 por ciento respecto a la dotación del año anterior. Sin embargo, las inversiones sólo aumentan en un escaso 1,6 por ciento.

La distribución por funciones muestra un incremento de las actuaciones de carácter social de 161 millones de euros, de los cuales 65 millones se dirigen a Sanidad, 24 millones a Educación y 37 a Empleo.

Sin embargo, esa mayor subida en términos nominales supone un tasa de variación del 4,8 por ciento respecto al presupuesto inicial del 2016 y, por tanto, al crecer por debajo de la media presupuestaria supone una menor proporción de gasto sobre el total presupuestado.

De hecho la mayor subida en términos relativos se va a producir en la función de endeudamiento, amortización de deuda y pago de intereses, que se incrementa en un 22,4 por ciento respecto a la dotación del año 2016.

Las políticas que suben por debajo de la media son Sanidad, un 4,2 por ciento, Comercio y Turismo, un 3,2 por ciento, Dependencia, un 2,9 por ciento, Educación  un 2,4 por ciento, Innovación y tecnología, un 2,6 por ciento y Agricultura, un 0 por ciento. La única función que se ve reducida es Empresa con un 4,4 por ciento menos que en el ejercicio 2017.

Por otro lado, las funciones que registran mayores subidas son Empleo, un 14,4 por ciento, Vivienda, un 14 por ciento, Promoción Social, un 9,5 por ciento, Cultura un 8,6 por ciento e Infraestructuras, un 7,1 por ciento.

 

CCOO celebra el incremento del proyecto presupuestario extremeño pero echa en falta más gasto social y lamenta las bajadas tributarias

jueves 23 de noviembre de 2017

Áreas temáticas relacionadas

Áreas - CCOO Extremadura - Noticias
Áreas - Política social - Noticias
Áreas - Mujeres - Noticias
Áreas - Juventud - Noticias
Áreas - Empleo y Formación - Noticias